Blogia
LA CIUDAD INVISIBLE ~ La más habitable de todas las ciudades

Silencio y distancia

Silencio y distancia

Sábado por la noche en mi casa. El barrio descansa en silencio. El único sonido que escucho es el zumbido del ventilador de mi ordenador y el repiqueteo de las teclas. De vez en cuando pasa un coche por la calle: alguien que vuelve de divertirse o que comienza a hacerlo. Mi mujer duerme. Yo lo haré dentro de poco. Me acuerdo en este momento, no sé por qué, de mi hermana mayor. Ella vive en Estados Unidos. ¿Qué hora será allí? Hago cuentas: más o menos las siete de la tarde. Aún habrá luz de sol y, probablemente, mi hermana caminará por los pasillos de algún centro comercial cargada de bolsas en compañía de su marido y alguno de sus hijos. Otro país, otro continente, varios usos horarios de diferencia, pero la misma sangre, idénticos deseos y necesidades, similares problemas (ella me habla de crisis y de paro desde la tierra de las oportunidades: en estos tiempos, no resulta fácil la vida en ninguna parte).

Silencio y distancia: las dos palabras que me vienen a la cabeza en este momento.

Mañana (hoy ya en realidad) será otro día.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

2Win -

El silencio también está en crisis. Todo el mundo habla y no dice nada, cada vez menos.

ca -

Pues la distancia es la primera pauta para poder interpretar el silencio... pero no asegura el éxito, y peor aún: augura el fracaso.
Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres